#Twitter se convierte en nuestro médico de cabecera

El universo de las relaciones personales se centran sobre todo en las redes sociales y Twitter es sin duda uno de los reyes que copan el trono de poder actual. Gracias a ella sabemos lo que están haciendo por ejemplo, nuestros deportistas que  se encuentran ahora mismo en los Juegos Olímpicos de Londres, podemos interactuar con colegas de trabajo y resolver nuestras dudas, o conocer de primera mano las últimas noticias. Sin embargo, lo que no sabíamos hasta ahora, es que también puede predecir si nos pondremos enfermos.

La Universidad de Rochester en Nueva York, ha sido la encargada de desarrollar esta nueva aplicación para la red social del pajarito. Con ella se podrá observar como se expande el virus en una zona geográfica determinada, a través de un mapa de calor que nos mostrará los focos donde grupos de personas de una misma zona se hayan contagiado de gripe.

La aplicación funciona localizando geográficamente los tuits de los infectados con esta enfermedad estacional, y recurrente todos los años, que se quejen de que están enfermos o de que padecen esta enfermedad en concreto. Además, atención para aquellos que quieran usar la aplicación como excusa para tener un día libre en el trabajo. Twitter (o mejor dicho esta aplicación) será capaz de diferenciar entre aquellos que mientan y los que no. Así que tener mucho cuidado con lo que ponéis.

Adam Sadilek, explica en el diario Daily Mail, que la clave de está en las relaciones personales “teniendo en cuenta que tres de tus amigos tienen síntomas de gripe, y te has reunido recientemente a ocho personas, posiblemente extranjeros, quienes se quejaron de tener congestión nasal y dolores de cabeza, ¿cuál es la probabilidad de que pronto

enfermen también?”

Nuestros modelos permiten ver la propagación de enfermedades infecciosas, como la gripe, a través de la población en la vida real observado a través de las redes sociales”, afirma. Y continua diciendo que “dado que gran parte de los tuist están geoetiquetados podemos determinar el estado de salud de los usuarios de Twitter en un momento dado y observar como las personas enfermas y sanas interactúan”.

Así pues Twitter no sólo sirve para obtener información, llevar a cabo intercambios sociales, quedar, enviar mensajes y demás. Ahora también se convierte en nuestro particular médico de cabecera que nos informará de cuantas probabilidades tendremos de ponernos malos, según dónde vivamos.

 

www.unikbrands.com